CÓD.S10-02 ONLINE

Deconstrucción curricular en contextos escolares y la apropiación tecnológica de estudiantes en sectores vulnerables: una interpretación desde Michel Serres

Con la incorporación cada vez más acelerada de la tecnología en el campo educativo y la necesidad de implementar en las dinámicas escolares acciones pedagógicas y didácticas mediadas por tecnología que fomenten el aprendizaje activo de los educandos, se hace necesaria una mirada crítica que desde la perspectiva social decante las necesidades que el currículo puede y debe amalgamar en su estructura y fundamento, guiando sus apuestas al impacto en poblaciones escolares en condición de vulnerabilidad cuyas realidades sociales, económicas, culturales e incluso políticas, hacen cada vez más evidentes las brechas entre sus miembros y aquellos pertenecientes a sectores de la sociedad más favorecidos.

Es en estos ambientes educativos privilegiados donde es posible hablar cotidianamente de nativos digitales, dadas las características del entorno de niños, niñas, adolescentes y jóvenes que pertenecen a estos niveles socioeconómicos, en los cuales es claro que gracias a las oportunidades y a su vez recursos disponibles, les es posible disfrutar plenamente de las ventajas que la tecnología brinda, propiciando procesos educativos de calidad bajo ambientes digitales. La presente reflexión se realiza desbordando el hecho de repensar el diseño de un currículo escolar, orientándose a una deconstrucción desde su interior, su defragmentación que permita proponer acciones reales desde la praxis pedagógica, permitiendo incorporar en el aula de estudiantes en condición de vulnerabilidad,  mecanismos para el acercamiento efectivo al conocimiento y el desarrollo de habilidades y competencias en su formación como miembros de poblaciones marcadas sensiblemente por la carencia de recursos y por supuesto, del acceso a la tecnología de punta al servicio de la educación.

En este sentido, la mirada de Michel Serres sobre la tecnología, nutre y orienta significativamente la reflexión, invitando a los actores acompañantes del proceso a conocer al sujeto en formación antes de iniciar un proceso de enseñanza, basado en la reinvención del concepto de mundo que le rodea y su relación con él, la sensibilidad de los entornos, desde sus formas de comunicarse, su percepción de sociedad a partir de la interconexión cada vez más masiva y las nuevas formas de ver las instituciones, lejos de la percepción inequívoca de antiguos espacios de concentraciones, a verlas desde la óptica trasmutada del saber -objetivado, distribuido, no concentrado- tal y como se les presenta en la actualidad a nuestros sujetos en formación, en un espacio, como el mismo autor lo denomina, de vecindades inmediatas propiciadas por tecnologías emergentes como el GPS, la realidad aumentada y la misma telepresencia.

Desde esa postura, se plantea el análisis crítico que erige la deconstrucción curricular en entornos escolares, develando particularidades sociales, económicas y culturales, ignoradas quizás por resultar incómodas para las lecturas progresistas de los gobiernos, y que definitivamente hacen que la mirada no sea plana, como la divisa el “mundo ideal”, sino desde una vista prismática donde se entretejen distintos factores que seguramente han sido pasados por alto en un mundo donde la tecnología y sus bondades están al alcance de la mano de solo unos cuantos, los llamados privilegiados de la era digital.

Palabras clave

Competencias Digitales Contextos Vulnerables deconstrucción Curricular Formación Escolar Innovación Educativa

Ponencia Online

Documentación de apoyo a la presentación ONLINE de la ponencia

Ver el video en youtube


Firmantes

Los autores de la ponencia

profile avatar

Sandra Milena Vargas Angulo

Ver Perfil

profile avatar

Juan Diego Hernández Albarracín

Ver Perfil


Preguntas y comentarios al autor/es

Hay 6 comentarios en esta ponencia

    • profile avatar

      Jaime Eduardo Contreras Bautista

      Comentó el 16/07/2021 a las 04:14:12

      Profesora Sandra, fraternal saludo.

      Llena de entusiasmo la espontaneidad con la que desarrolla su propuesta, además muy pertinente y urgentemente necesaria, “Deconstrucción curricular en contextos escolares y la apropiación tecnológica de estudiantes en sectores vulnerables”. Sin duda alguna, la pandemia marcó el “punto de quiebre”, para virar en la praxis, las prácticas pedagógicas (aunque puede sonar redundante). Desde hace mucho, como docentes, hemos sido excelentes teóricos de la pedagogía, pero en ese mismo lapso, hemos seguido siendo en muchos casos, los más avezados ejecutores tradicionalmente artesanales de ella.

      Cuando usted expone desde la teoría de Michel Serres que, para el bien del sujeto en formación, entiéndase nuestros niñ@s, es importante que adquiramos conciencia de la “reinvención del concepto de mundo que le rodea y su relación con él, la sensibilidad de los entornos, desde sus formas de comunicarse, su percepción de sociedad a partir de la interconexión cada vez más masiva y las nuevas formas de ver las instituciones”.

      Y agrega nos comenta que las actuales condiciones contextuales en las que ese sujeto: niño, niña y/o joven, aprende, “lejos de la percepción inequívoca de antiguos espacios de concentraciones, a verlas desde la óptica trasmutada del saber -objetivado, distribuido, no concentrado- tal y como se les presenta en la actualidad a nuestros sujetos en formación”, requiere “a gritos”, nuevas formas de ser “enseñado” u “motivado para aprender”, surge mi inquietud:

      Como maestros, venimos de unas sólidas bases socioculturales arraigadas, tradicionales, ceñidas a unos fundamentos difícilmente transformables cuando de nuestra práctica pedagógica se trata. ¿Cómo lograr en esas condiciones que los coprotagonistas de una deconstrucción curricular en contextos escolares y la apropiación tecnológica de estudiantes en sectores vulnerables, sea apropiada y ejecutada por los docentes, cuando en muchas oportunidades somos los que nos hemos resistido al cambio, práctico, real, evidente, demostrable?

      Responder

      • profile avatar

        Sandra Milena Vargas Angulo

        Comentó el 16/07/2021 a las 05:49:29

        Apreciado profesor Jaime, me complace mucho saludarte y agradezco profundamente tu interés en nuestro trabajo investigativo.
        Al respecto de tu inquietud, si bien el planteamiento es la deconstrucción de un currículo atravesado por el contexto y sus realidades, y para ello se hace necesario que converse directamente con la comunidad, es preciso revisar de igual forma la postura que como formadores, actores clave en el proceso, debemos darle a esta nueva arista del prisma educativo.

        Definitivamente como tu lo manifiestas, somos críticos implacables del sistema educativo, de sus formas y virajes, pero sobre todo, del “como” se está llevando a la práctica ese discurso “romántico” y a su vez permeado de normativa y orientaciones difícilmente amalgamables a las comunidades con las que trabajamos en la cotidianidad. Hoy más que nunca, como acompañantes del proceso nos hemos acercado a ese contexto quizás ignorado o ligeramente conocido en épocas pasadas, y es que precisamente esta situación que tuvimos que afrontar desde la caótica, sacó a flote indudablemente muchas fracturas que requieren imperativamente de una mirada renovada para derruir los rezagos de una educación marcada indeleblemente por discursos lineales, parametrizados y homogenizantes que poco entretejían el proceso formativo con lo social, y que invita a resignificar el fundamento de la pedagogía en tiempos de transformación digital.

        Es ahí, en esta transmutación donde debemos participar activamente y entender que requerimos de nuevas configuraciones de la educación desde un plano más realista, no como un único trazo, sino con apuntalamientos que vertebren esfuerzos desde los actores que hacen parte del camino formativo. Si estamos realmente comprometidos con la causa educativa y no nos quedamos en la simple crítica, comulgaremos en su propósito real y de seguro encontraremos en esta mirada renovada al currículo, un camino para el basamento de una nueva educación y no por menos, merece comenzar a trabajar por ello, y por supuesto por el futuro de nuestros educandos.

        Responder

    • profile avatar

      Diana Margarita Juliao Urrego

      Comentó el 14/07/2021 a las 23:06:11

      Buen día querida Sandra. Me llama mucho la atención ese tema de educación tecnológica desde contextos de carencia, como también la educación crítica frente a los contenidos digitales en estos tiempos de saturación informativa. Me surge una inquietud... ¿Crees posible alinear la aparente relación contradictoria tecnología vs. contextos de vulnerabilidad, tecnología vs. educación crítica? Es posible que la tecnología se convierta en un aliado y no en un obstáculo para la superación de esas condiciones de carencia así como para el desarrollo de habilidades como el sentido crítico, en función de esa formación integral que se promueve desde la Escuela? De antemano mil gracias y adelante en ese interesante proceso investigativo.

      Responder

      • profile avatar

        Sandra Milena Vargas Angulo

        Comentó el 15/07/2021 a las 00:08:58

        Mi querida Diana Margarita, que placer poder saludarte. Agradecemos profundamente tus comentarios e interés por esta investigación en desarrollo.

        Uno de los propósitos de este trabajo es precisamente apostarle a un diálogo entre estos aspectos que muy acertadamente propones, y que por sus naturalezas es común que la relación entre éstos tienda a ser excluyente, dadas las diferentes brechas y diferencias que se entretejen desde cada uno. Partiendo de allí, buscamos aperturar espacios de diálogo comunitario que fortalezcan este proceso de deconstrucción curricular, partiendo de la defragmentación del mismo desde una mirada natural de los actores en el proceso de formación y una configuración que podría expresarse “de afuera hacia adentro” donde no es precisamente la institucionalidad la que impacta en la comunidad, sino cómo los sentires, las apuestas y expectivas de estos miembros históricamente pasivos en los diseños curriculares, pueden impactar y atravesar de forma determinante la manera como estamos educando a nuestros estudiantes, basados en que las particularidades del contexto mismo que los hace operadores y no nativos tecnológicos, como lo mencionaba en la disertación.

        Esperamos a través de esta investigación, develar el impacto que la tecnología puede generar en estudiantes pertenecientes a comunidades vulnerables, en donde la escasa accesibilidad y acercamiento a estos avances hacen que las realidades sean distintas a contextos más favorecidos que propician procesos formativos mediados por tecnología de forma exitosa.

        Definitivamente conocer a quien estamos formando, sus intereses, sentires y entornos, nos hace acercarnos a una formación más consecuente con las realidades y por ende, más crítica y significativa.

        Mil gracias y muchos éxitos en todos tus proyectos.

        Responder

    • profile avatar

      José María Rojas Morales

      Comentó el 14/07/2021 a las 16:38:14

      Hola,

      me gustaría felicitaros por esta ponencia y preguntaros acerca de la pandemia en esta influencia de la tecnología en la educación. Crees que ha sido un contexto que ha permitido reforzar las habilidades tecnológicas de toda la comunidad educativa?

      Un saludo,
      José María

      Responder

      • profile avatar

        Sandra Milena Vargas Angulo

        Comentó el 14/07/2021 a las 17:15:24

        Apreciado Jose María, recibe un fraterno saludo de nuestra parte y la gratitud por tu pregunta.
        Al respecto, definitivamente a pesar de las dificultades, brechas y disparidades que se viven en el contexto escolar oficial colombiano, esta situación de pandemia ha sido en el fondo una oportunidad genial para potenciar las posibilidades que la tecnología ofrece en el plano educativo, generando en primera instancia una necesidad de parte de los profesores (especialmente aquellos de edad avanzada) a repensar su práctica pedagógica y definitivamente incorporar en ella la tecnología que en muchos casos ha sido poco explorada de forma independiente; en este sentido, a nivel institucional también la situación aperturó espacios de integración y trabajo colaborativo entre pares para fortalecernos como maestros digitales y potenciar las competencias que todo formador requiere adoptar para el desarrollo de su ejercicio en el aula (en este caso virtual).
        Por otra parte, los estudiantes también tuvieron que comenzar a apropiarse de herramientas digitales educativas que les acompañara en su proceso de formación (desde sus carencias y limitaciones económicas y de conectividad), ya que si bien es cierto, ellos son operadores de tecnología, en la mayor parte de los casos, son otro tipo de operadores a nivel de entretenimiento y ocio, más que en el plano educativo, y por supuesto, todo teniendo en cuenta sus limitaciones y las realidades del contexto comentadas en la disertación. Sin olvidar el papel fundamental de los padres de familia que en estos tiempos y dadas las condiciones, se han convertido hoy más que nunca en un apoyo en el acompañamiento de los procesos de formación desde casa; ellos también tuvieron que enrolarse en este tema de apropiación tecnológica y ser actores mucho más activos dentro del proceso educativo de sus hijos.
        Esto ha sido una suma de esfuerzos, que en repetidas ocasiones ha demandado sacrificio desde distintas aristas, pero que definitivamente deja una enseñanza frente a la capacidad de trabajar en equipo por y para la formación de nuestros niños, niñas, adolescentes y jóvenes en condiciones económicas y sociales de vulnerabilidad.
        Gracias y muchos éxitos!

        Responder


Deja tu comentario

Lo siento, debes estar conectado para publicar un comentario.